Sobre ocultar la realidad

Configurando la mirada

     Hacía mucho tiempo que no sentía -de manera tan explícita- la sensación de perder el tiempo al leer un libro; pero, he de confesar que, hasta de los malos libros y peores ideas es posible aprender.
No diré el resto de los títulos que han marcado negativamente mi acercamiento a la lectura por aquello de que uno aprende de sus propios errores, y no quiero por -un spoiler mío- privar a nadie de semejante aprendizaje a trompicones.
El libro en cuestión no acaba de salir del horno de la inspiración del autor, sino que ha escapado del control de la autoridad del copyright. Es de los pocos casos en la historia editorial, si no el único, en el que los propietarios de los derechos – el estado de Baviera- decidieron que el beneficio que querían obtener era que no se conociera su contenido. Tal vez, porque le atribuían…

View original post 813 more words

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s